top of page

Sistemas del Mundo vs. Su Palabra

Estábamos en los días previos a la celebración de nuestro aniversario de Ministerio, época en la cual, la casa se engalana con la presencia de Pastores y ministros en general, que vienen de diferentes países, para celebrar con nosotros. Es por ello que, aprovechamos a impartir una capacitación intensiva (CAPI), para lo cual las personas se inscriben, y nos envían copia de su boleto aéreo, para poder ir a recogerlos al aeropuerto; de manera que esto se convierte en una gran fiesta.


Una pareja que venía de Colombia, tenían ya pagado el 50% de su inscripción, pero aún no habían enviado su boleto aéreo. Por fin dijeron que, con mucho esfuerzo, solamente habían podido reunir lo necesario para un boleto aéreo, y habían decidido que viajaría el esposo, quien ya había solicitado vacaciones en su trabajo.


Ellos procedieron a pagar el boleto, a través de una agencia por internet, usando su tarjeta de débito; pero pasaban las horas y no llegaba su boleto emitido por la aerolínea, al correo correspondiente. Comenzaron a llamar a la agencia, pero no había respuesta. Decidimos ayudarles, ya que era su primera experiencia comprando un boleto.


Cuando nuestra persona delegada, a quien llamaremos Félix, entabló contacto telefónico con la Agencia Virtual, la respuesta fue que: La razón por la cual la Aerolínea no les extendía el boleto, era porque en ese lapso de dos días, el precio del boleto se había incrementado por US$ 98.00. Ya la esposa del viajero nos había dicho que definitivamente ellos no contaban con más recursos, habían usado todo lo que habían logrado reunir. Además, ellos no tienen tarjeta de crédito. Al saber eso, le dije a Félix, yo le voy a “sembrar” esa diferencia, no puede ser que después de tanto esfuerzo, no logre venir. Se hizo el pago de inmediato, pero tampoco procedió. Félix llamó de nuevo, y le dijeron que había subido US$ 35.00, a lo que Félix reaccionó de inmediato y dijo: Yo los voy a ofrendar. Todos queríamos apoyarlo. Después de cuatro horas, aún no había sido emitido el boleto.


Finalmente le informaron a Félix que la Aerolínea mostraba un error en el sistema. Que, debido a tanto contratiempo, ellos procederían a tramitar el reembolso del dinero a las respectivas tarjetas, que podría tardar unas horas o unas semanas.


Es así que decidimos buscar directamente en la página de la Línea Aérea, pensando en reservar y poner un “Candado” a la reserva y al precio. Pero para nuestra sorpresa, ya no existía ese itinerario de vuelo que ellos habían ofrecido días atrás. Como resultado final, este varón no tenía boleto, ni tampoco el dinero; pero, sobre todo, no sabíamos si podría viajar para asistir a la capacitación.


Sobrenaturalmente, a tan sólo 3 días antes del evento, se lograron conseguir los pasajes de este varón con otra aerolínea. De un día para otro él se preparó para lo que sería un largo viaje, pero estamos seguros que la espera valió la pena. Él testifica que recibió y disfrutó de una exquisita presencia del Señor en compañía del Cuerpo de Cristo dentro del ministerio. Esto me hizo meditar en algo, y es que los sistemas no son infalibles y las personas tampoco. Sólo Dios y Su Palabra lo son.

"37 Aniversario de MUNA Internacional"

77 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page