top of page

Honduras es Bella

Honduras es bella, aunque muchos piensen que hay más de mil razones negativas por las cuales algunos no quieren vivir en ella; y otros tantos se han ido a invertir en otro país o sencillamente se trasladaron a vivir, según ellos en paz.


La tierra donde nacimos y vivimos, es el lugar que Dios escogió para que fuera testigo de nuestra infancia y desarrollo, pero, sobre todo, es el territorio que está esperando que nosotros nos manifestemos para liberar su destino.


La tierra tiene alma, escucha la voz de sus habitantes. Las palabras que nosotros vertimos sobre nuestro ámbito, determinan la reacción o respuesta del mismo. ¿Cuántas veces nos hemos detenido a declarar una palabra de bien o de bendición sobre este terruño bendito? Sin embargo, creo que son muchas las veces que abrimos nuestra boca para quejarnos de las carreteras, o para denigrar a los gobernantes que no edifican, ni construyen.


En estos días visitamos la hermosa ciudad de Santa Rosa de Copán, en el occidente de nuestro bendecido país. Paramos en La Entrada, Copán, para almorzar, en un lugar muy acogedor con muebles de madera pura. Los platos eran variados y muy abundantes, las tortillas de maíz recién hechas a mano, la sopa de gallina de patio, muy rica. La horchata hecha con semilla de ayote tostada, estaba deliciosa. De postre, espumillas hechas en el lugar. Todo eso por una cantidad insignificante de dinero. ¿En que otro país podríamos tener tanto por tan poco?


En Santa Rosa, el clima era espectacular, ni frío, ni caluroso. Todas las personas con las que nos encontramos, inclusive los taxistas, sumamente amables. El ambiente transmitía mucha tranquilidad y seguridad. Debido a que la topografía del terreno es irregular, entre subidas y bajadas, los que conducen, se toman un poco de tiempo para estacionarse, o para salir de un estacionamiento en la calle. Nunca escuché que alguien sonara la bocina o le gritara al que maniobraba.


En ningún otro lugar he visto tantos “Cafés”, tan bonitos y con tan buena calidad de café. Cuenta con varios hoteles muy bien acondicionados; y, por si fuera poco, me encontré una tienda que vende zapatos hechos en Colombia, de muy buena calidad y con diseños muy modernos y atractivos. En realidad, es una ciudad que vale la pena visitar.


Te comento todo esto para decirte una vez más que, Honduras es bella. Intenta buscar todos esos hermosos rincones escondidos dentro de los dieciocho departamentos, para que puedas exclamar bendiciones sobre nuestra bendita tierra. En la medida que la bendices, ella se pone más hermosa.

"En la medida que bendices la tierra, ella se pone más hermosa."

87 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page