top of page

Formando Paciencia

El ser humano para ordenar las cosas, trámites y procesos, ha establecido tantas estructuras y procedimientos, que se generó una gran burocracia, la cual, en lugar de facilitarle la vida a la gente, se la ha complicado.


Si uno necesita ingresar en el hospital del IHSS, a un paciente que requiere atención de emergencia inmediata, podría gravarse el enfermo en la fila de espera, porque quizás en el área administrativa, no habían ingresado correctamente los pagos o aportaciones, de la empresa para la cual labora el paciente. Si no es porque aparece un buen samaritano que interviene, y a través de sus buenos oficios logra la atención para el paciente, podría ser fatal. Lo hemos vivido de cerca.


No se diga, si acaso tiene que hacer un trámite en una oficina de gobierno, donde las personas que atienden, necesitan una dosis de dulzura y amabilidad. Podría tocarle ir unas tres veces para llevar los papeles requeridos, ya que no hay un cartel informativo, ni nadie que le explique claramente cómo debe proceder.


Pero, un ejemplo con el que convivimos a diario, son los bancos. Esto resulta increíble, ya que, puesto que los bancos trabajan con nuestro dinero, deberían de agilizar todo para su propio beneficio. Nos ocurrió en estos días, y a pesar de tener una, o varias cuentas con esa entidad bancaria, deseábamos abrir otra, en este caso, una cuenta de cheques en dólares americanos. Quiero explicarles que la razón para querer abrir esta cuenta, es porque cada vez que necesitábamos retirar dólares de nuestra cuenta de ahorros, teníamos que retirar lempiras de otra cuenta con ellos, para comprar los dólares al banco, a pesar de nosotros tener ahorrada la cantidad necesaria. ¿Para qué sirve entonces tener cuenta de ahorros en dólares?


Aunque ya tenemos durante muchos años, cuentas de ahorros en la misma moneda extranjera, en ese mismo banco, el proceso nos tomó dos semanas y, además, dos días de trabajo de la persona a la cual enviamos, para actualizar datos otra vez, los cuales ya existen en sus computadoras y sistemas. Tiempo perdido haciendo solicitudes y cartas, y llenando un sin fin de requisitos, que cada día son más. Todo esto sirve para acumular papeles, cuando deberíamos de entrar a la era cibernética y mantener todo en formato digital. Pero eso no es nada, después de todo ese protocolo y espera, debe ir cada uno de los firmantes de la cuenta, para firmar otra vez, pero lo más tremendo es que, una vez hayamos cumplido con este requisito, el Banco se tardará quince días para entregarnos la chequera.


¿Será que el sistema del mundo está colaborando con Dios para que sea formado en nosotros el fruto de la paciencia? Realmente lo están logrando.

"¿Será que el sistema del mundo está colaborando con Dios para que sea formado en nosotros el fruto de la paciencia? Realmente lo están logrando."

84 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page