top of page

El Mayor Éxito en la Vida

Solemos decir que Dios nos dotó de habilidades, destrezas y virtudes, que nos direccionan hacia la vocación o propósito en la vida. Por ejemplo, una persona que desde su infancia muestra su inclinación por jugar de maestro(a), sienta a sus amiguitos y les comienza a enseñar, usando un pizarrón, seguramente cuando sea adulto, se convertirá en un(a) fabuloso(a) mentor(a) o profesor(a).


Existen, sin embargo, aquellos individuos que quizás por genética potenciada, adquirida de ambos padres, son buenos para todo. Tienen habilidades musicales, son artísticos en general, son excelentes en matemáticas, en ciencias; son buenos cocineros, excelentes para manejar o conducir. Y este tipo de personas, son los que quizás tengan mayor dificultad en encontrar su diseño, su objetivo y la razón por la cual existen y son.


Debemos entender que los dones que hemos recibido de Dios, aun a través de nuestros progenitores, no fueron dados al azar, sino diseñados de manera divina y ordenada, para cumplir un propósito en la tierra. Todo eso que tenemos y somos, es para aportarlo a una sociedad o un mundo que lo necesita. Poner en práctica lo que sabemos y conocemos, no es para gloria personal, es para edificar a otros dentro del entorno en que vivimos y nos movemos.


Es muy probable que este tipo de personas, a las cuales menciono arriba, estudien una carrera, pero a la larga se dediquen a otra línea. Quizás, terminen tomando otros cursos o estudiando una segunda carrera, muy diferente a la primera. El punto más importante es si esa persona, en el ocaso de su vida, puede decir: “me siento satisfecho”, “he acabado mi carrera”, “me siento completo”, “estoy realizado”, “para esto nací”.


Creo que el mayor éxito de la vida de alguien, consiste en que pueda experimentar plenitud, que literalmente no le falte nada. Alguien será exitoso de verdad, cuando pueda decir: “Disfruto tanto lo que hago, que siento que nunca trabajo, porque es un deleite. Estoy tan completo, que puedo decir que estoy cumpliendo la voluntad de Dios y eso me provoca total satisfacción”.


Te insto este día a direccionar tu mente y tu corazón a encontrar la razón de tu vida, en base a todo lo que Dios te ha dado como herramientas, para poder hacer Su voluntad.

"Te insto este día a direccionar tu mente y tu corazón a encontrar la razón de tu vida, en base a todo lo que Dios te ha dado como herramientas, para poder hacer Su voluntad."

221 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page